PROPIEDADES DEL DIOXIDO DE CLORO EN EL ORGANISMO.



Destrucción de Organismos

El dióxido de cloro destruye microorganismos, incluyendo virus, bacterias, hongos, levaduras y parásitos causantes de varias enfermedades. Los virus son eliminados por un mecanismo distinto al de las bacterias y los demás microorganismos: El ClO2 impide la formación de unas proteínas especiales necesarias para el crecimiento de virus, lo que causa la destrucción del virus. La eliminación de organismos patógenos generalmente lleva entre 4 horas y 4 semanas, pero con frecuencia es menos de una semana. Esto es así para todas las formas de infección y otros microorganismos, así como para enfermedades de la sangre como la leucemia.

Oxidación de Metales Pesados

El ClO2 oxida los metales pesados en el cuerpo. Análisis donde las raíces del pelo de una persona fueron testadas antes y después de tomar ClO2. demuestran que dos semanas más tarde, ya no había metales pesados, incluyendo mercurio, plomo y otros. El análisis de las raíces del pelo es una buena indicación de la ausencia o presencia de metales pesados. Cuando un metal pesado es oxidado, se neutraliza y se elimina del cuerpo.

Neutralización de Materia Extraña

MMS se distribuye por el cuerpo, donde neutraliza materia extraña que suele ser nociva. Cuando se oxidan, los venenos son neutralizados y simplemente se eliminan del cuerpo. Casi todas las sustancias venenosas son fáciles de oxidar. Estas sustancias venenosas se fijan en ciertas partes del cuerpo, mermando su funcionalidad. Según se oxidan, se van soltando y son eliminadas del cuerpo al igual que los metales pesados.

Neutralización de Venenos

Casi todas las formas de venenos de serpientes y otros animales venenosos son oxidadas cuando se toman cantidades adecuadas de ClO2. La mayoría de las toxinas alimentarias que se encuentran en restaurantes o en tu frigorífico son oxidadas, y este es el por que de que se debe tomar una dosis cada 15 minutos en el caso de envenenamiento por picadura de serpiente o de intoxicación alimenticia.

Curación de Quemaduras

Las toxinas generadas por quemaduras, particularmente las de tercer grado, se neutralizan cuando se cubren inmediatamente (o incluso en cuestión de horas) con ClO2. No se debería dejar el ClO2 en la quemadura por más de 5 minutos. Se debe diluir en agua.  Esto se puede hacer dos veces con un tiempo máximo de exposición a ClO2 de 10 minutos en total, no más en la mayoría de los casos. Sin embargo, si el dolor persiste, se puede seguir aplicando ClO2 en la quemadura por periodos cortos, nunca más de 5 minutos.